Home Nuestras casas En venta en el área En venta en el área Nuestro equipo

Vender una, comprar otraleft

En un mundo perfecto, uno vende su casa y compra una nueva el mismo día, pero como las cosas rara vez salen a la perfección, a continuación señalamos algunas cosas para tener en cuenta al negociar la venta de una casa con la compra de otra.


Hacerlo en el momento oportuno

El otoño y la primavera son los mejores momentos para comprar o vender una vivienda, y es conveniente que tenga en cuenta la época del año al comprar y vender. Y si las fechas de cierre no coinciden, lo mejor es que haya una brecha entre ellas, en lugar de dos hipotecas. Es más sencillo y habitualmente menos costoso encontrar una vivienda temporaria que hacer malabares con dos hipotecas.


Vender primero

  • El hecho de vender su vivienda antes de comprar una nueva minimiza los riesgos financieros. Aunque tenga que encontrar una vivienda temporaria, generalmente es menos costoso que enfrentar dos hipotecas.
  • Lo primero que debe hacer es pedir una tasación. De esa manera, tendrá una idea clara de cómo la venta de su vivienda afectará su capacidad para comprar la nueva. Esto lo ayudará a evitar contraer una deuda hipotecaria excesiva.
  • Consiga una aprobación preliminar para obtener un préstamo por la nueva casa.
  • No haga una oferta por una nueva casa hasta que se haya cumplido la mayor parte de sus cláusulas condicionales. No querrá cargar con el muerto o, en este caso, con la casa.
  • Si está listo para aceptar una oferta por su vivienda pero todavía no ha encontrado una nueva que sea adecuada, negocie una cuenta de depósito en custodia con un plazo prolongado o una venta con pacto de retroventa o retroarrendamiento. Esto le dará más tiempo para encontrar una nueva vivienda. Alternativamente, busque una vivienda temporaria.

Comprar primero
Suele suceder. Usted está sólo pensando en comprar y, de pronto, aparece la vivienda adecuada. Ahora, tiene que vender su casa rápidamente. Aquí encontrará algunas sugerencias para volver las cosas a su favor:

  • Negociar una cuenta de depósito en custodia con un plazo prolongado también funciona de este lado de la transacción. También puede condicionar la compra a la venta de su casa. Esto funciona mejor en un mercado poco activo, pero vale la pena intentarlo cualquiera sean las condiciones del mercado. Uno nunca sabe qué puede ser lo mejor para el vendedor de la nueva vivienda.
  • Trate de que la fecha de cierre de la venta de su vivienda actual sea anterior al cierre de la transacción correspondiente a la nueva. Conseguir una vivienda temporaria habitualmente es mejor que hacer frente a dos hipotecas.
  • Analice detenidamente el precio que va a pedir por su vivienda. Asegúrese de que sea realista en el mercado actual.
  • Cuando reciba una oferta aceptable, verifique el historial de crédito del comprador. No querrá ninguna sorpresa que demore las cosas. Si ha cerrado la transacción por la nueva vivienda pero todavía no ha vendido la suya, considere la posibilidad de alquilarla o de retirarla de la venta hasta la temporada siguiente (o hasta que mejoren las condiciones del mercado).

En el mismo mercado o en otro lugar del país

Generalmente, si compra y vende en el mismo mercado, puede negociar para que las fechas de cierre sean convenientes para usted. Sin embargo, en el caso de una mudanza a otro lugar del país, es mucho más difícil. Un profesional de los bienes raíces realmente es útil en ese caso. Los documentos legales pueden enviarse por fax o correo privado de un día para el otro para que usted no tenga que exigirse al extremo. Es posible que termine arrendando una vivienda o la otra, o que tenga que considerar la posibilidad de un préstamo puente. De todos modos, con alguien del mercado local de su lado, es de esperar que todo sea menos estresante.

 

Tener dinero suficiente

Asegúrese de tener firme control y una clara comprensión de su situación financiera. Las reservas de efectivo siempre son útiles, pero nunca más que en el momento de comprar una casa. La reserva recomendada es de entre dos y tres meses pero, si no cuenta con ella, un préstamo puente le será de utilidad. Algunos prestamistas están más inclinados a conceder el préstamo si es para la compra de una vivienda. Si usted es un comprador o un vendedor astuto, aceptará una oferta de alguien que sea flexible con respecto a las fechas de mudanza. Esto puede ahorrarle dinero en el largo plazo. El hecho de que necesite hacer demasiadas mudanzas, con los consecuentes gastos de almacenamiento, puede consumir rápidamente cualquier ganancia que haya obtenido en la transacción.